lunes, 5 de agosto de 2013

Carta abierta a una Señora Vecina Mía II

Señora Vecina Mía, esto ya es intolerable, usted Señora Vecina Mía esto no es porque le gusta escuchar música, esto es obvio lo que usted quiere es una pelea. Señora Vecina Mía entiendo que usted es un tipo de persona que es feliz si esta brava o en medio de un chisme y cuando no lo esta usted no es feliz, Señora Vecina Mía no busque problemas, yo no lo busco, yo no le hablo, pero si usted con colocar las conectas y apuntar las bocinas, que curiosamente la apuntar para esta casa, no es con una intención sana. ¡Respecte! Si lo hago yo, mal pero si lo hace usted bien. ¡Señora Vecina Mía! ¡No me provoque! Le repito tengo 5 Gb de música, no empiece una guerra que es obvio que no va a ganar, Señora Vecina Mía, intente buscar una nueva afición que el de esta provocando peleas, para que usted se llene la boca diciendo “¡No que va la brava soy yo y los demás me tiene que tener miedo!” Pero a la final termina siendo una boba que se dejar manipular de los más vivos, pues lo siento yo por lo menos voy a caer a discultir con usted, cuando es obvio que usted lo unico que quiere provocar una pelea para que usted pueda de ridicula el grita, a todo pulmor para que el vecinario la escuche,  y maldecir y decir de cuanta tonteria se le ocurrar, asi es, si quiere ponga musica de 6 de la mañana a 12 de la noche, yo por lo menos no voy a pelear con usted Señora Vecina Mía, asi que busque a otro para pelea.  

Señora Vecina Mía segunda advertencia, a la tercera absténgase a las consecuencias, porque escuchara lo que es la buena música, Santana, The Doors, Black Sabbat, Metallica, Pink Floyd, The Police, Genesis, Sting, Enigma y otras buenas bandas, y como usted hare lo mismo, y pondré la música ¡A proporciones ridículas! con las bocinas dirigidas a su casa, así que Señora Vecina Mía haga una vida, sin esta fastidiando a los vecinos. ¡Respecte! ¡Considere a los Demas! No provoque una guerra que no va ganar, si esta obstinada busque a otras personas para pelea, no lo busque con nosotros. ¡Señora Vecina Mía ya lo saber no provoque la furia de los dioses!     

No hay comentarios: