jueves, 6 de diciembre de 2012

Planes Vacacionales y Campamentos lugar inocente o lugar para la perdición (20/01/2007)

Seguramente tus cariñosos padres te han enviando a algún plan vacacional para que pasaras las tardes y parte de la noche jugando, saltando y cantando canciones pavosas muchas veces en tonos de los Nysyn (cuando cantaba canciones en que se creían los Bee Gees) a veces bajo la fingida sonrisas de guías, que muchas veces son mayores de 40 años. Todo esto para luego regresa a casa con moretones, lodo picadas de zancudos en todo tu cuerpo y a veces dengue. Todo el mundo piensa que estos campamentos o planes hacen felices a los niños [o a los padres] pero lo que se ignoran son las verdaderas opiniones, cuento e historias que se producen detrás de los muros de estos retenes de inocente criaturas. ¿Acaso te recuerda el episodio donde Bart Simpson en donde vivió el infierno que era el Campo Krusty o las veces que el Peter Pan bicolor (Michael Jackson) le gustaba que los niños pasara la noche en su cuarto en su mansión de Nerveland para beber “jugo de Jesús” hacerles cariñitos y susúrrales “Heal The World?” ¿O te recuerda la historia de Jason Voorhees, un niño que murió ahogado en el lago de su campamento mientras que los guías estaban “cogiendo” como conejos? ¿Qué piensas del escándalo que surgió en el año 1996 de que un guía en un plan vacacional en Toronto, Canadá tuvo relaciones con una niña de 12 años? Esto no son inventos de mi parte o de alguna película o de la televisión, y son parte de una realidad que RadioChaos esta dispuesta a retrégatelo por la cara.

A continuación hablan 6 personas que 3 fueron guías y los otros 3 fueron campantes, leer y luego sacar tus propias conclusiones:

Los Guías

Mariana Villa
"Nunca mandaría a mi hijo a un campamento"
Guía de cabaña y de patrulla en el campamento Boconó en 2001
Mariana Villa, amiga de tu blog favorito, cajera y aspirante a actriz señala que su experiencia le dejo la idea de que los campamentos "son una pesadilla para los guías porque todos los coñitos están en su época sexual mas explosiva. Siempre está el rata que se quiere coger a todas las muchachas y por eso que él siempre está pilas para poder escaparse cuando nadie lo veía". Dice que ser guía es difícil porque tienes que pasar pruebas como hacer queso y ordeñar vacas "Al comienzo no entendía que tenia ve eso con un plan vacacional nada, pero luego vi que esas son las actividades que los niños también hacían. Además, cuando los chamos finalmente se duermen los guías tiene que planificar el día siguiente y hacer el status de ese día el día siguiente que comienza antes de las 6am. El sexo es controlado pero hay mucho flirteo. Yo no diría que los guías se interesan en los carajitos, son los carajitos los que siempre quieren estar con los guías son unos gozones. Pero nunca estuve con ninguno, no me gustan los carajitos, se orinan en la cama. Los problemas que tuvimos tenia que ver con alcohol, porque al estar en Mérida es difícil que no compren "calentaítos" y esas bebidas raras como “siete potencia” Una vez un coñito se fracturó un pie por estar con la idiotez en una excusión, pero nunca presencié accidentes fuertes. En mi opinión, los planes vacacionales son la excusa perfecta para padres a lo que les molesta la presencia de sus hijos en casa. "Yo nunca mandaría a mi hijo a un campamento".

Carlos Pérez
"Ser guía rejuvenece"

Antiguo mini guía y guía de un plan vacacional en la Lagunita
Este amante de la animación japonesa nacido en Caracas fue guía por 4 años y no aguantaría 2 pedidas para acampar, pero le da pena porque la gente dice que es mente de pollo: "Me pagaban 200.000 Bs. semanales, cada semana me tocaban niños de edades diferentes. Al principio lo más coñitos de todos. Eran un fastidio, son bebés y les tenía que limpiar la mie... Luego me toco con niños de 5 a 7 años. Ellos te hacen más caso y entienden los juegos. A los más grandes no los quise ver más nunca en mi vida. Están en la edad de 8 a 14 años y todo les parece ridículo. Yo cantaba feliz de la vida esa que decía: "tengo un tallarín que se mueve por aquí...". Yo antes era un espagueti de flaco, ahora soy una albóndiga pero igual bailo. Me dan ganas de regresar porque pienso que ser guía rejuvenece. Bueno, nunca he sabido de un guía que se quiera zampar a una niña o de una guía con un niño. Ahora lo que si pasa es que los guías “tiran” entre sí al igual que los carajitos entre ellos. Los carajitos son unos quesudos. Una vez hicimos una acampada nocturna y tuvieron que poner 3 guías a vigilar por el queso que había allí.

Jorge Lara
"Yo amo a los niños"

Arquitecto y padre de una adolescente
"Fui dueño de un campamento cuando tenía 25 años. Se llamaba "Mi niño sonríe contento" o algo así no lo recuerdo. Siempre he tenido un sentido paternal muy fuerte. Amo a los niños. Yo les enseñaba hacer carpetas. Era buenísimo porque me sentía joven y además estaba mi hija. Yo la protegía que ningún muchachito calienturiento se pasara con ella. Todo se acabó cuando me divorcie porque todo era una tradición familiar, pero como la pasaba chévere con los niños, repetí la experiencia una vez". Me dio dolor romper el idealismo de Jorge, pero tenía que preguntarle sobre problemas de sexo, droga, alcohol o seducción de menores. "no, los niños eran nuestro amigos, había mucha comunicación. Quiero que quede claro que no soy gay, quisiera pero no puedo, me gustan mucho la mujeres y amo a los niños...claro que dejo que mi hija vaya a campamentos, prefiero que experimente por allá que ande dando espectáculos en la escalera del edificio pero que se cuide"

¡A mi hijo no me lo tocan!
Los campamentos serios pueden ser todo lo enriquecedor que puedas imaginar, pero muchas cosas pueden pasar en un sitio donde haya muchachos juntos comandados por guías sinvergüenzas mal entrenados. Luís Valero, 54 años es Ingeniero Civil y tiene 2 hijos menores de 18. No manda a sus retoños a campamentos porque dice que están mejor con él en el hogar y además no quiere que sus pequeñitos dejen embarazada a ninguna coñita. En cambio, la ama de casa Daniela Del Rodríguez, 40 años, generalmente manda a su par de chamos a planes vacacionales de verano. Le pregunte si no le daba miedo que sus querubines tuvieran accidentes, se ahogaran o que algún guía abusara de ellos, pero ella responde tranquila: "yo creo que allí no pasa nada y si le pasa algo es por jodones". Sonia Secas, abogada de 48 años, dice que es muy buena idea llevar a sus hijos a campamentos porque allí se distraen y casi lloro cuando le asome la posibilidad de que algún guía puede distraerse viéndole las piernas a su hija. Pensando en esa posibilidad, Gustavo Goicochea, de 45 años dice que el y su esposa mandan a sus hijas a un campamento coordinado por unos conocidos y recomiendan que los padres entrevisten a los guías para que estén tranquilos aunque no confian en el hijo de sus conocidos.

Los acampantes

Rita D’ Carol
Estudiante, de 19 años
"Eran los guía que nos robaban"

"yo vivía en planes vacacionales. El último fue cuando tenía unos 16 años, en Tacarigua. Eso era terrible. Éramos puros muchachos de 15 y 17 con las hormonas alborotadas. Pensábamos que eran los mismo muchachos que se robaban los lentes y celulares de los otros pero nos dábamos cuenta que eran los guías, porque nos reuníamos justo después de salir de campamento y a todos nos faltaban cosas. Lo mas extraño era que los guías a veces nos pedían los números de teléfono y las direcciones. Los mas grandes nos quedábamos con los guías hablando de sexo y bebiendo cada uno de ellos nos llevaba mínimo 10 años. La semana pasaba vi a uno que me echaba los perros y se acordó de mi nombre, mi edad y en donde vivía"

Maria Siria Linajes
Estudiante, 21 años
"No le paraban a los pobres carajitos"
"Se de campamentos en los que las carajitas se convierten en una puticas. Todas mis amigas que iban a campamentos se volvían putas. De hecho, 2 de las que iban cada año quedaron embarazadas y tenía mi edad. Yo una vez fui a uno y lo único que veía eran guías que no le paraba a los carajitos. Tu te golpeabas y ni te paraban bola y los paramédicos eran brutísimos. A mi hermano le dio paperas, como estábamos en Coro no era tan fácil que mis papás nos buscaran y el bruto del medico decía que era una inflamación de los ganglios. Mi pobre hermano se lo creyó saltaba, jugaba y un día las paperas se le fueron a sus bolitas".

Oscar Piña
Estudiante, 20 años
"Si es niña no porque me la desvirgan rapidito"
"Mi mama era una rata. Todos los años me mandaba de campamento como premio de vacaciones. De bolas, la vieja no me quería en la casa por tremendo. Yo fui a los más sifrinos de la ciudad. Me recorrí todos los del Country y el Lagunazo. Era fino porque me metía hasta lo que no había y bebía que jode. Los campamentos a los que fui son del carajo si los ves como un lugar prefecto para conseguir culitos. Sabes, es como un club putil campestre juvenil. No hay más nada que hacer tomar. Jugar y cantar estupideces y “tirar”. Iría todos los años y si mandaría a mi hijo para allá. Sobre todo si veo que no tiene suerte con los culos. Allá se resuelve. Si es niña no porque me la desvirgan rapidito. Además quien diga que los guías no son sádicos es paja".

El Top 5
Planes vacacionales sádicos /como conocer quien es quien

.:1:.

Los más sádicos suelen tener nombre de lagos, según los entendidos en la materia. En su mayoría son campamentos privados de niños de alcurnia. Estos son los mas incorregibles y malcriados. Beben alcohol y solo piensa en tirarse a las guías. Esto es asuntos de fantasía, el problema es cuando a las guías le gusta la idea de seducir y copular con alguien menor que ellas.

.:2:.
s metas a tu hijo en un campamento que te recuerde a la tierra de Peter Pan o tenga palabras como embrujo, sueño o maravilla. Michael Jackson tiene una casa con un nombre así y siempre lo acusa de pederastra y eso sin saber los miles de caso que se desconocen de este “Peter Pan bicolor”. Algunos padres detestan estos planes por otras razones: dicen que sus hijos saldrán afeminados porque los enseñan cocinar, coser y planchar. Quien los entiende:

.:3:.
Pareciera que las tierras más sádicas o gozonas están en el interior de país, las mujeres de Valencia y Punto Fijo no solo tragan en mayor cantidad según encuesta nacional de semanario (urbe 487) sino que protagonizan el mayor incremento de relaciones sexuales y la mayor tasa de natalidad según registros de la UNICEF. Entonces, si eres hijo y te mandan al interior del país note vuelva loquito. Recuerda alguien con buenas intenciones puede ser un/a bicho/a a punto de casarse o un/a mocoso/a decidido a regar por el mundo sus cotufas genitales.

.:4:.
Todos los planes vacacionales que tengan que ver con alguna entidad de ahorro y préstamo dan miedo y desatan pensamientos paranoicos. No podrás dormir pensando que te pedirán préstamos sin sentido de devolución y que los guías tiene tendencias cleptómanas. Puedes después de tomar valeriana, pero evitar llevar tu Ipod, reproductor mp3 y lleva lentes comprados en el callejón de los Pobres o en el boulevard de la Basílica de la Chiquinquirá.

.:5:.
Aunque parezca mentira los planes vacacionales que tienen que ver con hoteles son los menos desvergonzados, pero no por eso pueden garantizar que algún guía sinvergüenza les mire las piernas a los hijos ajenos además esto sitos ofrecer sitos ideales para la ocasión. Así que aprende a decir No.

Conclusiones de Carpa
Los planes vacacionales y campamentos son un negocio. No se sabe si existen para que los hijos de los padres irresponsables crezcan y se hagan hombre y mujeres o para que pierdan la virginidad en un ambiente natural. Lo que si es cierto es que estos sitios no son completamente seguros, porque no hay representantes de un colegio, de la policía o del grupo de padres. Esto quiere decir que los guías podrían vivir “follando” si lo quisieran entre ellos mismo o con los niños, así que los niños pueden exponerse a cleptomanía, abuso sexual y otra marramuncia de niños y mayores. El mundo es enfermo hasta detrás de os arbustos y se disfraza debajo de juego y cantos idiotas. Los adolescentes son unos quesudos, de eso no hay duda. Muchos va a campamento a beber, drogarse, echarle ron a chocolate y buscar carajitas para zamparles besos y tratar de tocar más y es de pinga mientras se lo tripeen entre ellos. El problema esta cuando uno de esto guías confunde su función y se quiera zampar a unos de los quesudos niño/as porque la pedofilia esta muy mal. A pesar que lo que acaban de leer tiene cierto contenido humorístico es muy serio así que si eres uno de lo que le gustar ir al campamentos tenga cuidado y si va al gozar hágalo con protección a contrario si eres guía y le ha mirado una y que otra las piernas a una niña eres un pervertido.

No hay comentarios: