martes, 11 de enero de 2011

Unas Locas Navidades Parte I

Este Diciembre, fue algo muy movido muchas cosas muy buenas en mi casa., otras cosas malas. Por su parte como el resto del año Mayunia Devadip en su casa como ermitaño. Bueno esto fue una aventura que vivimos un día, concretamente el 15 de Diciembre en donde yo tenia que ir al banco a retirar un dinero, llame a Mayunia para que me acompañara, porque como no tenia quien me acompañara lo llame a él, la noche anterior lo llame a pedirle que fuera mi “guarda espalda” a principio comenzó a excusarse “Que si estaba ocupado”, “Que tenia que hacer algo esa mañana”, “Esto o aquello” a la final acepto cuando le dije que si me acompañaba, le compraría un paquete de Uvita (refresco favorito de Mayunia) Por supuesto el acepto, a la mañana siguiente lo pase a buscar en su casa y nos fuimos directo al banco, por supuesto hablamos de muchas cosas durante el camino. Llegamos al banco, como buen caballero que es me abrió la puerta (gesto raro en el, porque el le abre la puerta a tres clase de personas, a los ancianos, a mujeres embarazadas y a las mujeres bonitas) el banco estaba full y eso que se me hizo tarde eran las 9:00 y en el banco estaba lleno, tomamos un numero cada uno, de diferente cajas así había más posibilidad de salir de allí, todas las sillas estaban ocupadas y las colas ya se lo imaginaran, así pasamos casi una hora. Mayunia se puso a leer un libro que saco de su koala, yo en cambio me puse a jugar con mi teléfono, no puedes usarlo dentro del banco, a menos intente jugar aunque vi a muchos enviando mensajes y haciendo y recibiendo llamadas, aunque los de seguridad intentaba decirnos que no podíamos hacerlo, pero como éramos muchos creo que optaron solo por decirlo sin esperar que le hiciéramos caso. Todo normal hasta que unas colas más adelante de donde nos encontrábamos ambos se escucho lo siguiente —“¡Si te coláis, te meto un coñazo!” a lo que le respondieron —“¡No respectas que soy un viejo, y no te tengo miedo carajito!” y entonces allí comenzaron, el intercambio de insultos y barbaridades, en resumen todas las groserías existente fueron dichas, la gente incluyéndonos a Mayunia y a mí, viendo el show entre un muchacho, creo que no tenia más de 17 años y un señor anciano. Los de seguridad estaban brillando por su ausencia, tal era el escándalo que menos de 5 minutos, el banco se detuvo, hasta los cajeros dejaron de hacer su trabajo, y aun así el personal de seguridad que minutos antes, nos decía que no podíamos usar los teléfonos, no se encontraba allí y no era que eran muchos a lo sumo eran dos que caminaba entre nos encontrábamos los clientes. El gerente junto con dos de los cajeros tuvieron que ir y tratar de calmar la situación, lo cual lograron el anciano salio, por supuesto enojado y gritando a joven, mientras el muchacho fue llevado a una esquina de banco y allí relato la historia, la cual escuchamos los que estábamos cerca de allí lo sucedido fue que su mamá tiene una edad mayor, y el mientras la madre estaba sentada en una silla, su hijo estaba haciendo la cola por ella, entonces este anciano llego e intento colocarse delante de muchacho, este no se dejo y explico la situación, el anciano le insistió que el estaba delante de él y que el había salido un momento y que ahora regresaba y que el estaba delante de muchacho, y el anciano comenzó con la ofensa según la versión del chico y según vimos el chico no se dejo y creo que tenia razón. Después de que todo regresara a la normalidad, allí hicieron acto de presencia los de seguridad, igual tuvimos un buen entretenimiento, igual salimos casi a las dos de la tarde, aunque no lo crea. Patricia Patrick.

No hay comentarios: