viernes, 31 de diciembre de 2010

Manifesto No Molestar!

No eres el auto que tienes.
Ni el trabajo que haces, ni tu casa, ni tu familia.
Mucho menos una cuenta bancaria o números de una tarjeta de crédito.
Ojalá lo fueras. Al menos tu vida tendría sentido.
Porque la verdad es que eres un poco absurdo.
Algo exagerado.
Estúpido.
Inmaduro.
Limitado.
¿Tienes miedo de parecer ridículo?
Ya lo eres.
Pasaste a formar parte de ese grupo al que la gente mira con lástima.
No eres gracioso, tu existencia lo es.
Pero vamos, ánimo, no te aflijas.
No todo está perdido.
Todavía hay un lugar para ti.

No hay comentarios: