domingo, 1 de agosto de 2010

Sadeness

La noche era oscura, la habitación en la oscuridad solo las luces de 25 velas brillaban como las estrellas en el cielo estrellado en un cielo nocturno despejado sin nubes.

Procedamos en paz
En nombre de Cristo, Amén
En compañía de ángeles y niños,
encontraremos al creyente

Entonces los amantes, se besaron mientras se besaban las mano de ella acariciaba el cabello de su amado, el jugaba con el largo cabello rubio, como el oro, cada mecho de cabello era como los rayos de sol.

Alzad las trancas de vuestras gloriosas puertas
y una vez elevadas las puertas eternas
llegará el Rey de la Gloria
¿Quién es este Rey de la Gloria?

Sus manos se volverían, una sola ambos se tomaban de sus manos, reían se besaban y se dedicaba palabra de amor y de pasión pura, no se dejaban de mirarse los ojos, por sus ojos se comunicaba lo que no decían por medio de palabras.

Sade dime
Sade dame
Procedamos en paz
En nombre de Cristo, Amén

Ambos en su lecho, realizaba la danza cósmica lujuria, amor y pasión.

Sade dime
¿Qué estás buscando?
el bien del mal
la virtud del vicio
Sade dime, ¿por qué el Evangelio del mal?
¿Cúal es tu religión y la de tus fieles?
Si estás contra Dios, estás contra el hombre
Sade dime ¿Por qué la sangre por el placer?
El placer sin amor
¿No hay ningún otro sentimiento
en la fe del hombre?
Sade, ¿eres diabólico o divino?

Cada beso, cada caricia, que se daba el uno a otro, era un toque eléctrico, la realización de una visión, de la verdadera demostración mas profunda de amor.

Sade, dime
Hosanna
Sade, dame
Hosanna
Sade, dime
Hosanna
Sade, dame
Hosanna
En nombre de Cristo, Amén.

Y el momento, de clímax las almas de él y de ella salieron de sus cuerpos y se unieron en uno solo, y fueron uno con toda la creación accion ocurrida en menos en descena de miles de años de duracion, aunque en realidad fueron segundos. ¿Es amor? ¿Es Lujuria?

Sade, dime
Hosanna
Sade, dame
Hosanna
En nombre de Cristo, Amén.

No hay comentarios: