sábado, 1 de marzo de 2008

Gisele L Diáz

Estos son algunos escritos de Gisele L. Diaz y que fueron tomaron de blog:
http://johnmanuelsilva.blogspot.com/ si le dan click a la foto de Gisele L. Diaz iran directamente a sitio anteriormente mencionado.

LA UBICACIÓN DEL INFIERNO
La Biblia es el mejor libro del mundo. Es como un horóscopo, porque dice nada, pero se presta para explicar todo. Seguro fue escrita por un astrólogo babilónico que se dateaba antes de escoger locaciones para que historia y ciencia respaldaran cuentos con millones de significados. Pero nos comimos el cuento de que el infierno es subterráneo y de que Dios quemó a los sodomitas por homosexuales. ¿Por que nadie nos enseño que los Sodomitas no eran homosexuales sino borrachos violadores, por ejemplo, y que el infierno pasó por Sodoma y Gomorra antes de convertirse en gastritis? Por un paternalismo egoísta, y eso que la iglesia cristiana no nació en Venezuela. Por eso no sabemos predecir las visitas de satán. Ronald Wyatt, arqueólogo aficionado, fotografió unas ciudades cuadradas con calles, edificios, una esfinge, lanzas de bronce, oro vaporizado y un esqueleto con tuétano visible. De esos palacios del Génesis no quedaron ruinas cubiertas de ceniza sino ceniza pura que no se ha erosionado en 3900 años (los objetos quemados con sulfuro dejan una ceniza más pesada que el material original y en el Mar Muerto las bolas de azufre tienen un concentración de 95 a 98%). Es decir, Wyatt encontró azufre puro, el infierno es su forma más comercial. Estrabón dijo que tales ciudades se destruyeron porque los terremotos, erupciones, y aguas con bitumen y sulfuro desbordaron el lago y encendieron las rocas. Lo mismo dicen muchos geólogos e historiadores como Tácito, Plinio y cayo Julio Solino. Así que la naturaleza lo advertía y nadie escuchó, como pasa ahora con Vargas. Tienen que caerse los puentes para que digamos: “uff, menos mal que nos desalojaron a tiempo”. ¿Por qué cada quién no se sale cuando sienten el olor a azufre? Por eso nos merecemos este infierno
Gisele Díaz L.gisele@planetaurbe.com

Poetas y creatividad
Los poetas son vistos como malintensos depresivos y eso que no hablamos de charlatan@s que seducen gente impresionable. La culpa es de los artistas exitosos que estaban locos y dejaron herederos estigmáticos. Por eso, el link creatividad-locura comenzó a estudiarse y demostró que las víctimas de ánimos desastrosos son más creativas que quienes salen bien en los tests psicológicos. Según la revista Monitor (noviembre, 2003) los creativos tienen 30% más riesgo de sufrir desorden bipolar. Hay más hospitalizaciones psiquiátricas e intentos de suicidio en poetas que en literatos de ficción, no ficción y obras teatrales. Y las poetisas -especialmente si son reprimidas o problemáticas en sus relaciones- son más trágicas que las periodistas, artistas visuales, políticas y actrices. Los laboratorios dicen que todo fluye mejor cuando los problemas son tratados, pero el medio artístico es tan tolerante con los estallidos de humor que la excentricidad es forzada como la humildad de Ricardo Arjona. Entonces, en el ámbito ministerial, es lógico que, si eres creativo, te vean como desafiante de la uniformidad y te tortures tratando de ignorar lo que piensan de ti. Eso estresa y expone a la locura, así que tú decides si vas a pararle o no. Como Gabriel, quien es maníaco-depresivo y por eso le da mucha pena que lo extrañes tanto, pero al segundo siguiente salta hacia una isla y grita que no le importa un rábano de la Colonia Tovar.Gisele Díaz L.gisele@planetaurbe.com
La mujer cacho
La mujer "cacho" es vista como la trepadora que recibe de sus clientes recuerdos de buen calibre. Digo clientes porque las amantes reciben algo por lo mucho que dan, que sean sub-pagadas es otra cosa. Finalmente toda relación es un negocio de "necesidades", así que las clandestinas no dejan de tener todo el derecho de exigir beneficios para alcanzar sus fines. El problema es que las amantes son malas tarifando sus propios servicios, por algo son amantes. Así como no condenamos moralmente a las forajidas, tampoco compartimos la manía de victimizarlas. Por eso dejamos para otro especial las manipulaciones utilizadas por los infieles para marcar la milla o para exigir lealtad de su segundo plato. Aquí pensamos que cada quien sabe en qué rollo se está metiendo cuando pacta una relación de traiciones. Y que no vengan a decir que no pueden dejar a un tipo porque se enteraron de que son "la otras" cuando ya estaban enamoradas. Igual les toca asumir su barranco, así que podrían decidir en nombre de su dignidad. La única razón por la que nos partimos la cabeza 24 horas al día durante una semana, es que tratamos de entender qué clase de traumas hacen que una persona acepte migajas forradas de aventura y aún así piense que recibe más de lo que merece. Fuck! Pareciera que la fiebre de Paulo Coelho, Deepak Chopra y Carlos Fraga nos torturó en vano. ¡Qué tontas son! Y que nos perdonen las que han sido amantes, pero -precisamente porque pensamos que valen mucho- aquí les demostramos que fueron burda de tontas. Sólo esperamos que, experiencia en mano, desfilen hacia un sitio donde aprendan a respetarse. Y muerte a Ricardo Arjona con su hipocresía medieval y sus poemas amansa-guapas.Gisele Díaz L.gisele@planetaurbe.com

No hay comentarios: